Se ha comprobado que poseer una correcta aplicación de técnicas de estudio es incluso más importante que el nivel intelectual. La aplicación de hábitos incorrectos lleva a la frustración del alumno y un mal rendimiento.

¿Qué beneficios obtenemos con el aprendizaje y aplicación de las diferentes técnicas de estudio?

1.- SACAR EL MÁXIMO APROVECHAMIENTO DEL TIEMPO: la atención y concentración mejoran maximizando nuestros recursos, haciendo el tiempo de estudio más útil e incluso reduciéndolo.

2.- MEJORAR LOS RESULTADOS ACADÉMICOS: con la aplicación de técnicas de estudio estamos ejercitando la mente constantemente , lo que nos hace asimilar progresivamente la información, de manera más rápida y haciendo aumentar los resultados.

3.- MEJORAR LA MEMORIA Y LA COMPRENSIÓN.

¿Cuándo es bueno comenzar a adquirir las diferentes técnicas de estudio?

En cualquier momento, al aprender las técnicas de manera temprana, podemos aplicarlas de forma más adecuada en cursos superiores. En la ESO, las clases y asignaturas comienzan a ser algo más complicadas, por lo que las calificaciones pueden verse afectadas, mediante estas técnicas los alumnos conseguirán desarrollar la mejora en su organización del tiempo y planificación, que les permitirá mayor rendimiento académico y mayor autonomía en el estudio. Por último, en los años de Bachillerato, Universidad, Ciclos Formativos y Oposiciones, es donde los alumnos necesitan unas competencias óptimas de estudio, para desarrollar el máximo sus aptitudes.

DADA LA IMPORTANCIA DE LAS TÉCNICAS DE ESTUDIO DURANTE TODA LA ETAPA ESTUDIANTIL, OS OFRECEMOS CLASES DE TÉCNICAS DE ESTUDIO ADAPTADAS A TODAS LAS EDADES, PARA QUE CADA ALUMNO CONSIGA SIEMPRE TODAS SUS METAS ACADÉMICAS.