Número de teléfono contra el acoso escolar.

El nuevo teléfono contra el acoso escolar es el 900 018 018. Es el número que el Ministerio de Educación ha puesto en marcha para luchar contra el bullying las 24 horas del día de los 365 días del año, y que comenzó a funcionar ya a partir del 1 de noviembre.

Además es importante destacar que es gratuito y no deja rastro en la factura. A este número puede llamar cualquier persona alumnos, familias, personal de los equipos docentes y, en definitiva, todos aquellos que sufran o conozcan algún caso de acoso escolar. ¡Ayuda a acabar con el acoso! 

Las llamadas son atendidas por psicólogos y trabajadores sociales, que asesoran a quienes llaman y trasladan el caso a las autoridades educativas, los servicios sociales o incluso las fuerzas de seguridad. Además, también se ha puesto en marcha un servicio de mensajes de texto y videochat con el mismo número de teléfono para las personas que sufren discapacidad, pues más del 10 % de las víctimas de acoso tienen alguna discapacidad física o psíquica que les hace más vulnerables a las burlas de sus compañeros. De modo que ya sabes: si sufres o conoces algún caso de acoso, no te calles. ¡Llama!

Según un informe de Save the Children elaborado a partir de entrevistas a casi 22.000 estudiantes de secundaria. Uno de cada diez alumnos en España asegura que ha sufrido acoso escolar o bullying. Son datos preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta que se produce a edades cada vez más tempranas y con gran violencia. Además, con las nuevas tecnologías el acoso escolar se ha extendido a Internet y las redes sociales mediante el ciberacoso, que lleva la persecución más allá de la escuela o la calle llegando al hogar y el entorno más íntimo de la víctima.

¿Pero cuándo podemos hablar de acoso escolar? ¿Basta con haber recibido algún insulto o agresión? ¿Una pelea puntual en el patio del colegio es para empezar a preocuparse?

La mayoría de expertos señalan que para poder hablar de bullying deben darse tres requisitos:

  1. Que el agresor lo haga de forma intencionada
  2. Que los abusos se repitan en el tiempo
  3. Que exista una relación desigual entre el acosador y la víctima

En muchos casos por no decir la mayoría, el acoso consiste en insultos, rumores, exclusión, amenazas y daños o robos en las pertenencias de la víctima. Solo en un pequeño porcentaje uno de cada cinco casos de acoso escolar se producen agresiones físicas. Sin embargo el hecho de que no exista violencia física no quiere de decir que no sea importante. El impacto del bullying no físico es fortísimo, crea estrés, ansiedad, insomnio, miedo, depresión y tendencias suicidas. Por eso no debemos dejarlos pasar y ante cualquier caso utilizar el teléfono facilitado por el Ministerio de Educación. Con la ayuda de todos frenaremos el bullying

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Prepara Centros de Formación, S.L. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://www.piensasolutions.com/legal.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.