8 normas para no entrar en conflicto en los grupos de whatsapp de padres

La mayor parte de los conflictos en los grupos de Whatsapp de padres vienen porque son creados «porque sí» sin una conexión o conocimiento los unos de los otros. El único elemento en común entre los miembros es el sentimiento de pertenencia al «grupo de clase». A todo esto hay que sumar lo que pasa en todos los grupos de Whatsapp y es que toda la comunicación se lleva a cabo a través de las palabras, nunca van acompañadas de la comunicación no verbal. Luego cualquier mensaje enviado puede ser detonante de discusiones pues «la interpretación subjetiva del mensaje la dejamos en manos de la imaginación del receptor».

«Esto se explica porque en el lenguaje humano la palabra como mensaje tiene tan sólo un 7% de peso frente al tono de voz y lenguaje corporal. Es por ello que hay que tener cuidado a la hora de hacer interpretaciones anómalas del mensaje en cuestión, dado que la escritura abreviada y mal redactada llevada a cabo en el Whatsapp no da opción a ser leída ni interpretada como si de un libro se tratase», explica Estefanía Villanueva, psicóloga del Centro de Psicología Dconsultas de Málaga.

Por tanto lo primero que debemos tener en cuenta en este tipo de grupos es que no estamos en un grupo de amigos, no podemos convertir el grupo en una fuente de confusiones, discusiones o whatsappatio. Siempre tenemos que tener en mente la finalidad de estos grupos que no es otra que «la comunicación entre los miembros del mismo y la ayuda entre ellos sobre temas puramente escolar, así como la difusión de información del centro o actividades».

Para ello recomendamos seguir estas 10 normas:

  1. Es un grupo para informar no para soltar rumores. Además intentar no realizar comentarios, fotos o vídeos que no tengan que ver con la educación, o que no interesen a otros miembros del grupo. Ello puede provocar conversaciones, incluso discusiones, que alteren el ambiente del chat.
  2. Hay que ser respetuosos con el resto de los miembros del grupo y sus comentarios. No se permiten insultos o faltas de respeto a otros miembros.
  3. Sois los padres no secretarios de vuestros hijos.  En algunas ocasiones, el hecho de disponer de una vía abierta de comunicación, por ejemplo, con un profesor, hace que los padres se conviertan en agendas o secretarios de sus hijos, pues están pendientes de qué deberes tienen sus hijos para casa o cuándo tienen que entregar un trabajo. Esto puede provocar menos autonomía en los niños y menos sentido de responsabilidad.
  4. No enviar mensajes a horas que puedan molestar a los otros miembros del grupo: Por ejemplo, en la madrugada. Es conveniente mantener en silencio los grupos ya que uno no controla cuando el resto de miembros comenta. Si es un grupo activo, los sonidos pueden llegar a ser molestos.
  5. Crear un ambiente agradable en el que todos digan sus opiniones, aunque no coincidan con la de otros miembros.
  6. Los grupos de mensajería instantánea no deberían interferir en la labor docente de los profesores. No juzgues su labor como tal
  7. Los grupos de padres son para los padres, no dejes que tu hijo haga uso de él como si fueses tú.
  8. Respeta la privacidad. No debes revelar datos personales o de terceros en los mensajes, y mucho menos si son de menores, tampoco se debe enviar fotografías o vídeos en los que salgan los niños, deberíamos tener el consentimiento expreso de ellos para poder hacerlo con garantías.

 

Número de teléfono contra el acoso escolar.

El nuevo teléfono contra el acoso escolar es el 900 018 018. Es el número que el Ministerio de Educación ha puesto en marcha para luchar contra el bullying las 24 horas del día de los 365 días del año, y que comenzó a funcionar ya a partir del 1 de noviembre.

Además es importante destacar que es gratuito y no deja rastro en la factura. A este número puede llamar cualquier persona alumnos, familias, personal de los equipos docentes y, en definitiva, todos aquellos que sufran o conozcan algún caso de acoso escolar. ¡Ayuda a acabar con el acoso! 

Las llamadas son atendidas por psicólogos y trabajadores sociales, que asesoran a quienes llaman y trasladan el caso a las autoridades educativas, los servicios sociales o incluso las fuerzas de seguridad. Además, también se ha puesto en marcha un servicio de mensajes de texto y videochat con el mismo número de teléfono para las personas que sufren discapacidad, pues más del 10 % de las víctimas de acoso tienen alguna discapacidad física o psíquica que les hace más vulnerables a las burlas de sus compañeros. De modo que ya sabes: si sufres o conoces algún caso de acoso, no te calles. ¡Llama!

Según un informe de Save the Children elaborado a partir de entrevistas a casi 22.000 estudiantes de secundaria. Uno de cada diez alumnos en España asegura que ha sufrido acoso escolar o bullying. Son datos preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta que se produce a edades cada vez más tempranas y con gran violencia. Además, con las nuevas tecnologías el acoso escolar se ha extendido a Internet y las redes sociales mediante el ciberacoso, que lleva la persecución más allá de la escuela o la calle llegando al hogar y el entorno más íntimo de la víctima.

¿Pero cuándo podemos hablar de acoso escolar? ¿Basta con haber recibido algún insulto o agresión? ¿Una pelea puntual en el patio del colegio es para empezar a preocuparse?

La mayoría de expertos señalan que para poder hablar de bullying deben darse tres requisitos:

  1. Que el agresor lo haga de forma intencionada
  2. Que los abusos se repitan en el tiempo
  3. Que exista una relación desigual entre el acosador y la víctima

En muchos casos por no decir la mayoría, el acoso consiste en insultos, rumores, exclusión, amenazas y daños o robos en las pertenencias de la víctima. Solo en un pequeño porcentaje uno de cada cinco casos de acoso escolar se producen agresiones físicas. Sin embargo el hecho de que no exista violencia física no quiere de decir que no sea importante. El impacto del bullying no físico es fortísimo, crea estrés, ansiedad, insomnio, miedo, depresión y tendencias suicidas. Por eso no debemos dejarlos pasar y ante cualquier caso utilizar el teléfono facilitado por el Ministerio de Educación. Con la ayuda de todos frenaremos el bullying

 

 

 

Oposiciones auxilio judicial

El próximo día 18 de Noviembre en nuestras instalaciones Academia PrePara La Clemencia (C/Stmo Cristo de la Clemencia) comenzamos las clases para Auxilio Judicial Tramitación Procesal y Administrativa.

Las clases serán todos los viernes de 10:00 a 13:00 y el precio son 60€/mes con todo el material necesario incluido.

No pierdas la oportunidad de conseguir tu plaza de funcionario.